El proceso

EL EJE….

El viaje empezó empezó cuando el eje de mi zanfona empezó a dar problemas (luego resultó ser un casquillo que se cambiaba fácilmente). Pero en ese momento, pensando en la dificultad de reparar algo que está dentro de la caja de resonancia, me hice la primera pregunta:

¿por qué el eje de la zanfona está dentro del instrumento?

Y pensé sobre ello….

Y no encontré ninguna razón.

Y es que no solo está dentro de la zanfona, sino que además se soporta en la tapa armónica (!).

Intuitivamente me da la impresión de que eso no facilita la vibración de la tapa….

Pero además, la rueda necesita una gran obertura sobre la tapa para salir al exterior. La obertura es perpendicular a las fibras de la tapa armónica, cortando la transmisión del sonido desde el puente hacia una parte de la tapa.

_DSC3843bAsí que empecé a pensar…. ¿porqué no hacemos una rueda pequeña y la ponemos totalmente fuera de la caja de resonancia? Esto nos trae un regalo: además de liberar la tapa de aguantar al eje, liberamos la rueda de la obertura de la tapa y la podemos desplazar longitudinalmente….y si las cuerdas y el eje de la rueda forman un cierto ángulo entre sí, un nuevo mundo se abre ante nosotros:

La rueda decide cuando tocar y cuando no tocar las cantoras.

LA RUEDA….

Hasta ahora todo pinta bien, pero hay que resolver dos problemillas: las tangentes convencionales no iban a funcionar bien con una rueda pequeña y….. los algodones!

¿¿Problemas u oportunidades??

Las tangentes convencionales empujan las cuerdas en linea recta mientras que la rueda……es una rueda.

Es decir, las tangentes tienden a alejar o aproximar las cuerdas a la rueda al accionar la tecla según el ángulo que forma la tangente de la circunferencia con la tangente que actúa sobre la cuerda. Este problema se intenta solucionar con una rueda muy grande (que compromete la tapa armónica)

Para evitar esto, la espadilla debería tener un movimiento circular de radio igual al radio de la rueda. De esta manera, la cuerda sería empujada en el mismo “camino” curvo que tiene la rueda.

Hagamos pues tangentes montadas sobre eje. Ahora ya no se pueden llamar tangentes, mas bien serían radiales….

…..los algodones!

Si ya de normal tengo problemas con los algodones (lo confieso, no soy capaz de colocarlos bien ni de que se queden en su sitio, ni consigo que no se deshilachen), con una rueda que tiene desplazamiento axial ni me imagino. Y de nuevo me vino la pregunta….

¿Para qué sirven los algodones?

A esta pregunta si que tengo respuesta: sirven para suavizar el contacto entre una rueda rígida y una cuerda vibrando.

De acuerdo, ¿Y si la rueda no fuese rígida? Hagamos una rueda elástica.

 

 

Y AHORA QUÉ..?

Perfecto!

Tenemos una caja de resonancia limpia, ni ningún elemento mecánico dentro.

Tenemos una tapa armónica limpia, sin oberturas junto al puente ni nada que comprometa su libre vibración.

Tenemos una rueda desplazable y sin algodones con un mundo nuevo por delante….

Pero, si hemos llegado hasta aquí, ¿porqué detenerse? ¿Porqué no lanzarse con el sueño húmedo de todo zanfonista?

 

 

LOS BAJOS….

_DSC3818bQuizá sea problema mio. Me gusta mucho la música modal y toda la música con bordones. Hasta toco la gaita en la intimidad. Pero imaginar un pequeño tecladito de 12 botones que se pudieran cambiar mientras se toca el instrumento es algo demasiado seductor como para no intentarlo. Y casi es mi tumba, pero al final parece que funciona. 13 botones que accionan 12 llaves sobre los bordones.

 

 

Y LA ZANFONA DE RUEDA LIBRE

Lo primero, suena….

Parece que bien. A mi me gusta. En mi opinión tiene más potencia, sobre todo en graves. La tapa armónica sin oberturas ni cosas apoyadas parece que da resultado.

La rueda se desplaza…

Esto, me vais a permitir, es la bomba. Puedes tocar como una zanfona normal o hacer stacattos o golpes o lo que quieras. Además puedes hacer pizzicato y tapping y esas cosas…

Sin algodones….

Tras muchas pruebas, he conseguido ruedas elásticas con banda de rodadura en madera que creo que van bastante bien…

Los bajos…

Pues finalmente, parece que los bajos responden a las expectativas. Presionas un botón y se levanta el botón anterior y suena el que presionas. Eureka!

Y bueno, habrá que ponerle un nombre. No es una zanfona al uso, pero tampoco es un instrumento nuevo. ¿Zanfona de rueda libre?

y ahora a tocar…. !!

_DSC3893Nota: Quiero expresar que todo mi planteamiento es desde la humildad y que únicamente propongo una zanfona diferente que se adapta mejor a mis gustos y a mis necesidades como mediomúsico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s